Soy Morelos
Nacional

Exhiben el proceso creativo de Clemente Orozco en Bellas Artes – El Sol de Cuernavaca

Próximos a cumplirse 140 años del nacimiento del muralista José Clemente Orozco, el Museo del Palacio de Bellas Artes ha abierto la exposición temporal “Apoderarse de todos los muros. Anteproyectos de José Clemente Orozco”, la cual reúne la gran mayoría de los bocetos que el pintor realizó de los 13 murales que componen el 90 por ciento de su obra total.

Compuesta por cerca de 180 bosquejos, a los que Orozco solía llamarles “anteproyectos”, esta exposición da fe de los diversos procesos creativos, técnicas y madurez artística, que éste perfeccionó a lo largo de casi 25 años.

Puede interesarte: La UNAM edita un libro sobre sus murales

“Orozco era un dibujante nato, que comenzó siendo caricaturista, por lo que probablemente la producción de sus murales era mucho más veloz. Si bien él hacía varios bocetos, a la hora de apoderarse de los muros, pintaba de una manera mucho más vertiginosa, dado a este carácter expresionista y gestual que quería imprimir a sus murales y su pintura, muchísimo más marcado que en Rivera o Siqueiros”, explicó a medios de comunicación Víctor Palacios, curador de la muestra.

BOCETOS, OBJETOS HÍBIRIDOS

Provenientes del Museo Cabañas, en Guadalajara, estas piezas pertenecen a la colección del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, que las dio en comodato a dicha institución estatal y que en su totalidad compone 221 piezas. Las faltantes en esta exposición, contó Víctor Palacios, no pudieron transportarse por el deterioro de materiales, sin que esto afecte la lectura museográfica que se pretende hacer del artista, la cual también fue exhibida en aquel recinto, a mediados de 2022.

“Los bocetos son una especie de material híbrido, entre la herramienta, el documento histórico y la obra de arte. Para los muralistas, en el momento de realizar sus labores, los dibujos que componen esta exposición tenían un carácter utilitario para poder proyectarlos a los muros; muchos de ellos tienen manchas, anotaciones o elementos que no hacen lógica con el resto, porque los muralistas veían en estos una suerte de apuntes gráficos.

“Afortunadamente, conforme ha avanzado la historia del arte y la valoración estética de prácticamente todo lo que dejan los artistas, por lo que ahora evidentemente los valoramos y consideramos como obras de arte”, explicó el curador, quien puntualizó que antes de 2022, dichos bocetos habían permanecido sin exhibirse desde 1983, cuando se fundó el Museo Cabañas.


LOS MURALES Y LOS DÍAS

“Apoderarse de todos los muros…” es una muestra cronológica, que comienza con la participación de Orozco, a partir de 1923 en los muros de la Escuela Nacional Preparatoria, hoy Antiguo Colegio de San Ildefonso. Los bocetos dan cuenta de los cambios de contenidos que hizo en varios de sus murales, los cuales al final fueron vandalizados en su momento por la polémica política y social que provocaban, misma que obligó a renunciar a José Vasconcelos a su cargo como secretario de Educación Pública.

También se tienen bocetos del mural Onisceicnia, de 1925, que el pintor realizo dentro del edificio de la Casa de los Azulejos en el Centro Histórico de la Ciudad de México; así como los del mural Revolución social, también de 1925, que se encuentra en la Escuela Industrial de Orizaba, donde, después de conocer de primera mano las consecuencias de la Revolución Mexicana, fijaría a este movimiento armado como uno de sus principales motivos pictóricos.

La exhibición también se detiene en los murales que el pintor jalisciense realizó en Estados Unidos a finales de la década de los veinte, específicamente en el Pomona College, de California; el Dartmouth College Hanover, de New Hampshire; y la New School for Social Research, de Nueva York, una de las pocas piezas murales de todo el movimiento que aún permanecen en aquel país.

Igual los bocetos, muestran el proceso evolutivo de otros de murales famosos, como Katharsis, 1934, que se puede ver en el mismo Palacio de Bellas Artes; y los que realizó durante su periodo en Jalisco, donde pintó los muros del Paraninfo de la Universidad de Guadalajara, en 1936, el Palacio de Gobierno, en el mismo año, y el Hospicio Cabañas, que terminó en 1939.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Dentro del último periodo de Orozco, la muestra relata el proceso de creación de los murales en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, entre 1940 y 1941; el Apocalipsis, de 1944, en el Templo de Jesús de Nazareno en la CDMX, mandado a hacer por el presidente Lázaro Cárdenas; y la Escuela Nacional de Maestros, en 1948.

“Apoderarse de todos los muros. Anteproyectos de José Clemente Orozco”, estará abierta al público hasta el próximo 30 de julio. Se espera que después de un periodo de seis meses pueda ser exhibida en otros lugares de la República y el extranjero.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Muere Miguel Barbosa: Congreso rinde un minuto de silencio por el gobernador de Puebla – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos

‘El Muñeco’ asume cargo en el Sindicato Nacional de Lucha Libre – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos

Tras multihomicidio en Cancún, Mara Lezama se reúne con Gertz Manero – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos