Soy Morelos
Nacional

Los fríos no refutan la idea del calentamiento global – El Sol de Cuernavaca

Los períodos de frío a menudo hacen que los negacionistas del cambio climático salgan a la luz en las redes sociales con hashtags como #ClimateHoax y #ClimateScam.

El propio expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, interviene y afirma repetidamente que cada ola de frío refuta la existencia del calentamiento global.

Puede interesarte: Crisis climática pone en riesgo seguridad alimentaria mundial, asegura el CIMMYT

Desde un punto de vista científico, esas afirmaciones de desaprobación son absurdas. Las fluctuaciones en el clima no refutan las tendencias claras a largo plazo en el clima.

Sin embargo, mucha gente cree en estas afirmaciones y el resultado político ha sido una menor disposición a tomar medidas para mitigar el cambio climático.

¿Por qué tanta gente es susceptible a este tipo de desinformación? Mi campo, la psicología, puede ayudar a explicar y ayudar a las personas a evitar ser engañadas.

El pensamiento en blanco y negro

Un examen detallado de los argumentos de los que niegan el cambio climático revela que se comete el mismo error una y otra vez. Ese error es el error cognitivo conocido como pensamiento en blanco y negro, también llamado pensamiento dicotómico o “de todo o nada”. Como explico en el libro Finding Goldilocks, el pensamiento en blanco y negro es una fuente de disfunción en la salud mental, las relaciones y la política.

Las personas a menudo son susceptibles a él porque en muchas áreas de la vida, el pensamiento dicotómico hace algo útil: simplifica el mundo.

Los binarios son fáciles de manejar porque sólo hay dos posibilidades a considerar. Cuando las personas se enfrentan a un espectro de posibilidades y matices, tienen que hacer un mayor esfuerzo mental. Pero cuando ese espectro se polariza en pares de opuestos, las opciones son claras y dramáticas.

Este dispositivo de ahorro de trabajo mental es práctico en muchas situaciones cotidianas, pero es una herramienta pobre para comprender realidades complicadas, como es el caso del clima.

A veces, las personas dividen el espectro de manera asimétrica, con un lado mucho más grande que el otro. Por ejemplo, los perfeccionistas a menudo clasifican su trabajo como perfecto o insatisfactorio, por lo que incluso los resultados buenos y muy buenos se agrupan junto con los malos en la categoría insatisfactoria.

En un pensamiento dicotómico como este, una sola excepción puede inclinar la vista de una persona hacia un lado. Es como un sistema de calificación de aprobado/reprobado en el que el 100 por ciento obtiene un aprobado y todo lo demás obtiene una F.

Con un sistema de calificación como este, no sorprende que los opositores a la acción climática hayan encontrado formas de rechazar la investigación sobre el calentamiento global, a pesar de la abrumadora evidencia.

El problema del “todo o nada”

Los negacionistas del cambio climático simplifican el espectro de posible consenso científico en dos categorías: 100 por ciento de acuerdo o ningún consenso. Si no es uno, es el otro.

Una revisión de 2021 de miles de artículos sobre ciencia climática y actas de congresos concluyó que más del 99 por ciento de los estudios han encontrado que la quema de combustibles fósiles calienta el planeta. Pero eso no es lo suficientemente bueno para algunos escépticos. Si encuentran un científico contrario en alguna parte, clasifican la idea del calentamiento global causado por el hombre como controvertida y concluyen que no hay base para la acción.

Aquí están en juego poderosos intereses económicos: la industria de los combustibles fósiles ha financiado campañas de desinformación durante años para crear este tipo de dudas sobre el cambio climático, a pesar de saber que sus productos lo causan y las consecuencias.

Confundir una ola de frío con la refutación del cambio climático es como confundir un mal mes con las acciones de Apple con una prueba de que Apple no es una buena inversión a largo plazo. Este error resulta de enfocarse en una pequeña porción del gráfico e ignorar el resto.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

En esencia, los negacionistas argumentan que si la quema de combustibles fósiles no es lo más importante, no lo es. Se pierden el área gris intermedia: los gases de efecto invernadero son, de hecho, solo un factor que calienta el planeta, pero son el más importante y el factor en el que los humanos pueden influir.

A medida que la humanidad enfrenta el desafío del calentamiento global, necesitamos usar todos nuestros recursos cognitivos. Reconocer el error de pensamiento en la raíz de la negación del cambio climático podría desarmar las objeciones a la investigación climática y hacer de la ciencia la base de nuestros esfuerzos para preservar un entorno hospitalario para nuestro futuro.

* Profesor de Ciencias Psicológicas, Universidad Case Western Reserve.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Choque de tren en Holanda deja un muerto y decenas de heridos tras descarrilamiento – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos

China realiza “cerco total” sobre Taiwán – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos

El Sol de Cuernavaca: 45 años en evolución – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos