Soy Morelos
Nacional

Papel y libros cobran vida en presentación del Teatro del Briciole – El Sol de Cuernavaca

GUANAJUATO. El Teatro Cervantes en el centro histórico de Guanajuato se llenó de risas y ojos maravillados de decenas de niñas y niños que pudieron ver la muy innovadora propuesta escénica Pop Up, un fósil de dibujos animados, de la compañía italiana I Sacchi di Sabbia, como parte de las actividades del Festival Internacional Cervantino, que en esta ocasión celebra sus 50 años de existencia.

Con una atinadísima combinación del uso de libros pop up, cuyo formato hace que al abrirlos se desplieguen personajes y escenarios, y una dramatización carente de palabras, pero repleta de expresión corporal y gestual, la obra relató la particular relación de un niño de papel que se encuentra con una enigmática esfera.

Te puede interesar: Geraldine Bazán debuta en el monólogo Nosotras lo hacemos mejor

La técnica, lleva a escena las publicaciones también conocidas como libro animado desplegable, en un montaje que entrelaza pequeñas historias protagonizadas por este niño y su relación con el ritmo, el color y el sonido que emanan de la esfera. Dos actrices manipulan y dan voz a los personajes de papel.

En la primera de las tres funciones que la compañía italiana tendrá en el marco del Festival, todos los niños pudieron ver la curiosa forma en que estos personajes se conocieron, el modo en que viajaron a través de varios escenarios , desde mares, bosques y hasta el espacio; y fueron testigos de sus fantásticos encuentros con animales. Todo esto, a través de una serie de microhistorias que tomaron los colores primarios como motivos y emociones.

De la puesta en escena hay que destacar la gran coordinación y coreografía realizada por las dos actrices que dieron vida a esos libros, sabiendo capturar la atención de ese público tan exigente como lo es el infantil, el cual no paraba de expresar su asombro en la oscuridad de las butacas, al ver cómo esas figuras en apariencia rígidas cobraban vida.

De acuerdo con notas de producción, “se establece así́ una suerte de juego simbólico a través de la geometría que evoca algunos de los aspectos básicos del imaginario infantil: fantasía, atracción, miedo, sueños”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

La sonorización de la obra también fue un gran atractivo al utilizar en varias ocasiones efectos que estimulaban la imaginación y una selección de piezas clásicas y no tan clásicas, como El danubio azul, del compositor Johan Strauss; La tormenta, del músico italiano Gioachino Rossini; la banda sonora de la película Tiburón, compuesta por John Williams; y Galaxy Song, de los humoristas británicos Monty Python.

Esta obra es un producto de la “cantera productiva” italiana Teatro delle Briciole, que desde 2010 ha impulsado la creación de nuevas formas de hacer teatro para los públicos más jóvenes, a través de la investigación, desarrollo e inclusión de diversas técnicas teatrales.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Ya son 6 denuncias por fraudes de polleros – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos

Padre de Debanhi Escobar pide sanciones para quienes obstaculizaron investigaciones – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos

Tras pagar fianza de cinco mil dólares, liberan a hija del alcalde de Tacámbaro, Michoacán – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos