Soy Morelos
Nacional

Disfruta los días de calor con un helado exótico – El Sol de Cuernavaca

En el centro de Cuernavaca puedes encontrar helados fuera de serie, refrescantes, poco comunes pero muy ricos. Para esta temporada de calor no hay nada más antojable que un helado o nieve de limón, mango o cualquier sabor tradicional, pero ¿qué tal uno de carbón o mojito?

En la Heladería Mil 800, ubicada sobre Comonfort, en el centro de la ciudad, ofrecen helados artesanales de curiosos sabores: toloache, lavanda, romero, elote, arroz, galleta, higo, chai, mezcal, Baileys, tequila, chilate, pistache, entre otros.

La presentación sencilla cuesta 35 pesos; la doble, 45, mientras que el litro está en 200 pesos. No sólo hay helados, también paletas de diferentes sabores.

Alberto Lugo, fundador de este negocio en Cuernavaca, contó que gracias a las enseñanzas de su abuela y madre en Xoxocotla, él puso su negocio en Temixco y tiempo después en Cuernavaca, con el cual ya lleva más de siete años al frente.

Ahí mismo en el centro está Moraletta, un establecimiento muy colorido y agradable donde deberás probar el helado sabor menta en las rocas o el de chocolate con chile de árbol que, aunque suena poco atractivo, vale muchísimo la pena.

Algunos llevan licor, como el de mojito y mezcal; están otros más dulces, por ejemplo el de algodón de azúcar, piñón, escuincles e incluso hay de aguacate. Estos dos últimos sabores son de los más sabrosos, cuenta Melissa Dominguez, colaboradora del establecimiento.

Además las paletas heladas también tienen lo suyo: hay de plátano rellenas con crema de avellana; de mango con Pelón Pelo Rico; fresa con leche condensada, entre otros sabores, los cuales puedes complementar con gomitas, lunetas, chamoy, cereales y más de 18 combinaciones.

Un plus que tiene Moraletta es el hecho de que cada temporada se renueva, no sólo en época de calor, por ejemplo durante los meses de octubre y noviembre tienen entre sus sabores el helado de chocolate Abuelita con pan de muerto.

¿Cuánto vas a gastar? No mucho, pues los precios son accesibles: La presentación sencilla cuesta 30 pesos; el doble, 50; el cono gigante, 60; la canasta triple, 80; y el medio litro 78 pesos. Puedes pedir tu cono sabor mora azul, escuincles o galleta.

Una heladería con tradición en Cuautla

Hace 13 años Cuautla vio nacer una heladería que se convertiría en la favorita de todos y en una de las mejores opciones para refrescarse durante la temporada de calor: la heladería y cafetería Romen’s.

“El inicio fue complicado. A la hora de abrir el negocio recurrimos a los créditos y el apoyo de las autoridades. Le hemos echado muchas ganas, siempre al pendiente de los sabores que le gustan a la gente para satisfacer a nuestros clientes, ampliando nuestra carta”, destaca Heidi Rodríguez, una de las propietarias.

Ella y su esposo José Juan Espinoza son unos apasionados de este postre frío, algo que en Romen’s ha quedado muy claro con sus sabores gourmet: ferrero italiano, fresa italiana, vino tinto, frutos del bosque, chocomenta y huevo Kinder.

La carta de Romen’s incluye más de 40 sabores tradicionales: beso de ángel, fresa, nuez y capuchino, así como niveles artesanales de limón, fresa, mango, kiwi, maracuyá y guanábana, pero sorprende por algunas de sus recientes adiciones: los sabores gourmet y tres sabores aprobados para personas con diabetes: yogurt, chocolate y frutos rojos:

“Innovamos con los sabores hipoglucémicos, que son para personas con diabetes, que no dañan su salud y vienen certificados desde Italia”.

Con la primera heladería que abrieron en avenida Insurgentes, Heidi y José Juan iniciaron una historia que hoy se expande a cuatro sucursales:

“Hemos hecho una fusión de helados en todo: desde crepas con helado, cocteles de fruta con helados. Pero también tenemos bebidas, snacks, alitas, hamburguesas, papas a la francesa, crepas, waffles. Nuestra carta es muy extensa, pero sobre todo siempre tratamos de dar la mayor calidad en nuestros productos, con ingredientes naturales, sin cosas artificiales, sin esencias, ni nada. Sólo cosas naturales”, dice Heidi con orgullo.

Con información de Emmanuel Ruiz | El Sol de Cuernavaca

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Pequeños negocios requieren estrategias correctas para crecer: Nenis – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos

En Huitzilac, la violencia se hereda – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos

¿Estudiantes con cabello largo y teñido pueden asistir a clases? Esto dice Conapred – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos