Soy Morelos
Nacional

La eterna deuda de la SICT con los ejidatarios – El Sol de Cuernavaca

Desde el sexenio de Felipe Calderón hasta el actual, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, aún existen pendientes de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) con ejidatarios de Morelos. Por ejemplo, todavía no se liquida el pago de las tierras que ocupa el paso de la Autopista Siglo XXI en el tramo Jantetelco-Xicatlacotla.

También está pendiente la indemnización a ejidatarios de Tlayacapan, Tlayecac, Santa Catarina y Oacalco, lugares donde se realizó la ampliación de la autopista La Pera-Cuautla.

Lee también: SICT hace oídos sordos ante manifestaciones de campesinos

Por ambas situaciones, los afectados han realizado varias manifestaciones y bloqueos en las últimas semanas para exigir el pago correspondiente.

En el caso del tramo Jantetelco-Xicatlacotla, que comprende 61.8 kilómetros de dos carriles, las obras generaron múltiples protestas debido a los daños en canales, cierre de caminos de saca y derrumbes de terraplenes y un puente-túnel.

El proyecto de la Siglo XXI pasa por los municipios de Jojutla, Tlaltizapán, Tlaquiltenango, Tepalcingo, Ayala, Jonacatepec y Jantetelco, pero especialmente sobre 18 núcleos agrarios de ejidos, bienes comunales y de la pequeña propiedad: Jantetelco, Chalcatzingo, Amacuitlalpilco, Amayuca, Jonacatepec, Atotonilco, Huitzililla, El Salitre, Tenextepango, Moyotepec, Tecomalco, San Rafael, El Charco, Tlaltizapán, Tlaquiltenango, Higuerón, Jojutla y Tlatenchi. Es decir, son alrededor de 850 afectados directamente.

Los ejidatarios aceptaron el paso de esta vía siempre y cuando se les pagaran los daños, se dejaran pasos peatonales, caminos de saca y se repararan canales de riego y puentes. Pero no todo ha sido sencillo.

Pedro Rodríguez Villanueva, presidente del Comisariado Ejidal de Jojutla, dice que no solo los 40 ejidatarios afectados por el paso, sino todo el núcleo ejidal, se siente defraudado por autoridades estatales y federales:

“Nos han visto la cara. Las parcelas que tomaron para construir la Autopista Siglo XXI no han sido pagadas en su totalidad. Mucha gente nos tacha de huevones por las protestas ante el incumplimiento a los acuerdos”.

Revela que hubo fraude tras fraude, ya que sorprendieron a los ejidatarios en sus casas y no se hizo la compra adecuada de las parcelas: “No fue una compra legal, no hay acta de asamblea. Se sorprendió a nuestros viejos y la mayoría ya falleció y son sus sucesores los que enfrentan el problema de las parcelas vendidas y fraccionadas”.

Pero además en el Ejido de Jojutla el paso de la autopista dejó parcelas encerradas, incomunicadas, sin agua, un puente sin terminar y caminos de saca y canales dañados.

“No nos sumamos al Movimiento Campesino Siglo XXI porque tenemos un convenio de que para mayo de este 2023 la empresa concesionaria reanudará los trabajos para atender los problemas citados. Hemos respetado los acuerdos y ellos nos han fallado dos veces, pero si en mayo no hay resultados volveremos a manifestarnos”, sentenció.

Mientras tanto, en Tlaltizapán un ejemplo vivo de los atropellos a los ejidatarios lo encarna Diega López Riva, de 84 años de edad, con quien negociaron solo tres hectáreas para el paso de esta autopista.

Con el apoyo de sus hijos sembró una huerta de limones, pero a la constructora no le importó y se la redujeron con terraplenes; además, los desagües pluviales de la autopista hacen barranca en lo que le quedó de su parcela y eso afecta su producción del fruto.

Desde hace cinco años ha exigido la reparación de daños por los terraplenes y los desagües que surcan su parcela.

Tres sexenios de oídos sordos

El Movimiento Campesino Siglo XXI, en voz de Adalberto Maldonado, dice que lleva 16 años de peticiones para que les se haga justicia, pero solo han recibido la promesa de que en cuanto saliera el decreto de expropiación se les liquidaría adecuadamente. Pero ni lo uno ni lo otro han pasado.

De los 850 afectados en los ejidos, bienes comunales y de la pequeña propiedad, nadie está satisfecho con el pago, porque a algunos les dieron 1.70 pesos por metro cuadrado, a otros siete pesos y unos más fueron negociaciones a través de inmobiliarias.

➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

Pero todos tienen claro que fue el pago de la ocupación previa, en algunos lados son más los daños por los terraplenes o cortes del trazo, además de que la constructora dejó destrozados los caminos de saca, los canales de riego y en varios tramos los escurrimientos pluviales hacen barrancas en parcelas.

Por todo lo anterior, el Movimiento Campesino Siglo XXI busca unir a los afectados y de esto se han logrado, asegura, las últimas movilizaciones y bloqueos en las oficinas de la SICT en la Ciudad de México el 13 de marzo pasado, mientras que el 5 de abril bloquearon las autopistas del Sol a la altura de Cuernavaca y la Siglo XXI en el entronque con la del Sol.

Expedientes extraviados

Adalberto Maldonado informó que les han dicho que no existen expedientes, por lo cual se deberán hacer nuevos levantamientos: “Eso no es problema de nosotros, la irresponsabilidad es de los funcionarios federales que han estado y en este sexenio llevan ya cuatro años, por lo que les parece un pretexto para seguir dando largas”.

Agregó: “Dicen que no nos pueden pagar porque no hay expedientes, eso es tan absurdo como pretender seguir burlándose de la gente”.

Amenaza de nuevo bloqueo

En oficio de fecha 17 de abril, el Movimiento Campesino Siglo XXI se manifestó indignado: “Todos hemos sido afectados desde el 2005 por la Autopista Siglo XXI, la cual pasó por nuestras parcelas, destruyó la organización de riego, bifurcó terrenos; en muchos casos invadió con escombros y deterioró gravemente nuestra capacidad de cultivo y de ingresos”.

“Desde hace 16 años nos afectaron las parcelas y no hemos recibido el pago total que nos corresponde de las tierras y los bienes distintos de la tierra por parte de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, año tras año nos dan evasivas y nos tratan déspotamente”.

“Nos han engañado tanto, hasta el hartazgo, y ya no estamos dispuestos a tanto atropello, no vamos a permitir más engaños si no tenemos la solución de nuestras demandas en esta semana. El 24 de abril del presente año estaremos tomando nuestras parcelas y evitaremos el tránsito vial en la Siglo XXI”.

Más de una década de espera

Por más de 10 años, ejidatarios de Tlayacapan, Tlayecac, Santa Catarina y Oacalco han pedido a la SICT el pago de los predios para la ampliación de La Pera-Cuautla.

Arturo Ramírez Banda, comisariado ejidal de Tlayacapan, detalló que cuando surgió el proyecto se inició un acercamiento con los ejidatarios: “Nos solicitaron apoyo para realizar la ampliación del tramo carretero. Hablaron con ejidatarios desde Tepoztlán hasta Oaxtepec”.

Aseguró que se acordó una indemnización por sus tierras y un camino lateral para acceder a los cultivos, así como paso libre en las casetas. Sin embargo, desde ese tiempo a la fecha la autoridad federal no ha cumplido ninguna promesa.

Ante esta falta de acuerdos y la pronta inauguración del tramo carretero, en septiembre del 2022, los ejidatarios bloquearon dicho tramo carretero y acusaron que solo han recibido largas a sus peticiones.

Tras la inauguración de La Pera-Cuautla, en octubre de 2022, por parte del presidente, los ejidatarios continuaron con las falsas promesas, pues aun cuando se les entregó un holograma para pasar las casetas sin costo, todavía no reciben la indemnización de sus predios.

Con información de Ofelia Espinoza


Únete a nuestro canal de YouTube

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

¡Clausura latina! Ozuna estuvo en la final de la Copa del Mundo de Qatar 2022 – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos

Nuevo bloqueo por falta de agua en Cuernavaca – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos

Entrego una justicia comprometida con los más vulnerables: Arturo Zaldívar – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos