Soy Morelos
Nacional

Caos y protestas por crisis del agua agobian la ciudad – El Sol de Cuernavaca

Golpes y gritos entre manifestantes y automovilistas que derivaron en agresiones y vidrios rotos de un vehículo, fueron algunos de los momentos que se vivieron en los días de bloqueos al norte de Cuernavaca, por colonos que reclamaron el servicio de agua potable.

Además de lo anterior, hubo miles de afectados: aquellos que por el interminable tráfico que se genera no pudieron llegar a sus empleos a la hora marcada; comercios que no llenaron o no vendieron lo que se estima en un “día normal” o personas que, por alguna emergencia, incluso médica o alguna actividad planeada, no pudieron desplazarse.

Te recomendamos: Manifestaciones y falta de agua afectaron al comercio

La penúltima semana de febrero de este año quedará marcada por los constantes cierres de calles y avenidas, particularmente al norte del municipio, debido a que colonos padecieron por dos semanas la falta de suministro de agua potable al “romperse los acuerdos” entre la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC), el cual mantiene un adeudo histórico de 300 millones de pesos, razón por la cual les cortaron el servicio de luz eléctrica en cinco pozos.

El miércoles 23 de febrero hubo otro acuerdo logrado para que no se corte el servicio de energía eléctrica en los pozos de agua; sin embargo, a finales de enero de este año así ocurrió y finalmente detonó un hartazgo mayor en los habitantes, y con ello más caos en la ciudad.

La glorieta de la Paloma de la Paz fue epicentro y estandarte de los bloqueos, pues fue la primera vía que “tomaron” los vecinos de la colonia Tlatepexco y del poblado de Chamilpa, los primeros afectados por el corte de luz en el pozo que les abastece, ya que usaron este punto para hacerse oír y sentir en su exigencia por la carencia del vital líquido que dejó 25 mil habitantes directos afectados, pero muchos más daños colaterales a su paso.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Antonio Sánchez Purón reportó pérdidas de hasta el 70 por ciento en el sector comercial mediano y pequeño por estas movilizaciones.

“Los bloqueos son legítimos. La gente tiene una gran necesidad, el agua es un derecho humano, pero es un derecho primordial para poder llevar a cabo la actividad diaria. Por diferentes razones esa es la situación”, expresó.

Desde la óptica empresarial, agregó, este no sería el camino para buscar la solución, pues únicamente se están “atacando unos con otros” y consideró que la clase política no está reaccionando como la ciudadanía hubiera esperado.

“Definitivamente la parte económica está golpeando de manera directa sobre todo al comercio y servicios, e independientemente que tiene que haber un trastorno para el movimiento de mercancías o de insumos para el sector industrial, pero definitivamente el primero que se ve afectado es el mencionado sector. Probablemente podríamos hablar de que las ventas están a un 30% de la actividad normal, quiere decir que el 70% de la actividad está siendo afectada con pérdidas”.

➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

Externó su postura para que tanto Congreso y Gobierno del Estado se sumen para encontrar una solución sin que existan más terceros afectados.

“Exigimos una solución inmediata, como quizá el sentido común de toda la gente lo esté esperando. Sin embargo, creo que es importante que no solamente el Gobierno Estatal y el legislativo queden como espectadores, sino que también intervengan como mediadores y avales para buscar una solución que no sea de días, sino que sea una solución que pueda partir de un compromiso de acuerdo con los flujos de dinero al interior del propio SAPAC”, externó el líder empresarial.

Siguiendo bajo la misma temática, la problemática entre ambos organismos alcanzó a los empresarios restauranteros, quienes reportaron que debido a la falta de agua debían entre 20 mil y 30 mil pesos al mes para cubrir esta necesidad que es básica para que puedan operar. Así lo informó la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Griselda Hurtado Calderón.

Pero además dijo que debido a los cierres que se registraron los establecimientos del primer cuadro de la ciudad reportaron pérdidas de hasta el 30 por ciento, es decir, se sumó otro gran golpe a la economía de este rubro, luego de las afectaciones que dejó la pandemia por Covid-19.

“Que paguen, que paguen, que vean de qué manera van a conseguir el dinero. Sí hay que decir que no es un problema de esta administración específicamente, sino un problema que viene de muchas administraciones atrasadas”.

Lee también: La mitad de la policía de tránsito cuida bloqueos en Cuernavaca

La preocupación más grande de los cuernavacenses durante este tiempo definitivamente fue por las mañanas, esperando que no les fuera a “agarrar” el bloqueo, generando estrés en chicos y grandes porque no iban a poder llegar a sus trabajos, no iban a poder dejar a sus hijos a tiempo y por la tarde no tendrían chance de recogerlos, los estudiantes universitarios o de preparatoria no podrían tomar su primera clase del día por el caos vehicular.

Para hacernos una idea del tráfico que se generó, si querías viajar desde Temixco hasta el norte de Cuernavaca en auto particular, taxi o viaje por aplicación era hacerte desde 50 minutos hasta una hora, y si el viaje era en transporte público el tiempo se extendía media hora o más, y en el caso de los estudiantes, particularmente de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) Campus Chamilpa fue la perdición y el estrés total, pues en el primer día de bloqueo estuvo cerrado el circuito de la Paloma de la Paz, pero el segundo, los bloqueos se extendieron al primer cuadro de la ciudad; y luego de que los días martes 21, miércoles 22 y jueves 23 de febrero se registraron dichas movilizaciones, fue el presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios de Morelos (FEUM), César Gonzáles Mejía, quien alzó la voz y mediante redes sociales exhortó al Ayuntamiento capitalino dar solución, pues además, el mencionado Campus se quedó también sin el servicio de agua por varios días.

“Señor presidente municipal José Luis Urióstegui Salgado es urgente que atienda el problema del agua y las manifestaciones. Toda la universidad se quedó sin agua para los Baños y limpieza de los espacios y ahora también afecta nuestras clases y asistencias. Urge que se pronuncie y lo resuelva, de lo contrario la comunidad estudiantil también se hará presente. A nuestras autoridades universitarias, solicitamos comprensión para justificar retrasos y faltas causadas por los bloqueos en la ciudad”, escribió el presidente de la FEUM.

Aquellos que por necesidad debieron salir de sus casas fueron literalmente corriendo porque la ruta los dejaba en lugares más alejados que su destino real, tal fue el caso del bloqueo en la carretera federal, donde los pasajeros del transporte público miraban con zozobra por las ventanas para saber si podían reconocer algún lugar cercano a su destino, pues les fue cambiada y arrebatada su rutina diaria por los cierres.

Quienes también sufrieron por estos acontecimientos fueron los elementos de la dirección de vialidad del municipio, pues de acuerdo con el encargado de la dependencia, Javier Antonio Tencle Santiago, para los bloqueos de la semana pasada destinaron 70 a 90 elementos de los 120 con los que cuenta la corporación, es decir, más del 50 por ciento del total de policías viales se adecuaron a estas tareas.

“Es innumerable la cantidad de motociclistas y automovilistas que estuvieron afectados, inclusive las motos no pudieron pasar durante los bloqueos”, externó Tencle Santiago.

Añadió que por esta situación los accidentes viales no se incrementaron, únicamente tuvieron tres situaciones de paso de ambulancias donde los manifestantes comprendieron la situación y abrieron el paso.

Sin embargo, sí se registraron otro tipo de incidentes, pues cansados por tres días consecutivos de bloqueos en Cuernavaca, automovilistas se enfrentaron con habitantes del referido poblado.

Por algunos minutos, los quejosos también se hicieron presentes en la autopista México – Cuernavaca en dirección a la ciudad de México, donde se hicieron de palabras con los molestos conductores por el bloqueo a la altura de Caminos y Puentes Federales (Capufe). Sin embargo, de inmediato liberaron la vialidad, pero mantuvieron cerrado el entronque que es la entrada a la zona norte de Cuernavaca, dónde se enfrascaron en una bronca con un automovilista quien les insultó y les aventó el vehículo en el que viajaba con dos acompañantes más, a lo que los habitantes respondieron rompiendo el vidrio de la parte trasera del auto con un bate de béisbol. La Guardia Nacional arribó al lugar y controló la situación, sin que hubiera personas detenidas.

Los propios manifestantes fueron presos de sus bloqueos, pues muchos pidieron permiso en sus empleos para poder estar más de doce cerrando las vialidades, otros no fueron a la escuela, algunos no llevaron a sus hijos a las escuelas. Pero, al final los bloqueos lograron su cometido pues se logró el acuerdo entre los dos organismos, ahora espera ver hasta cuando dura.

Otra de las situaciones que vivieron las y los colonos de la capital morelense fue el cobro excesivo por las pipas de agua, pues regularmente estas llegaban a costar 850 a 900 pesos, pero en días de escasez se las cobraron en más de mil pesos. Tal fue el caso de Araceli Ramírez, vecina del poblado de Santa María Ahuacatlán.

“Los que tienen cisterna pues han aguantado, pero los que no tenemos, pues pidiendo pipas. A la semana compramos una o dos se han estado comprando en 850 pesos y preguntamos otra vez y ya están en mil 100 pesos, o sea, ya le están subiendo por la demanda”, indicó.


Únete a nuestro canal de YouTube

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

El panteón de La Paz estará cerrado en Día de Muertos – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos

Biden otorga 2 mil 800 mdd a minería en EU para fabricación de baterías eléctricas – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos

Asesinan a Valentina, joven de 17 años en Querétaro; su novio es señalado como responsable – El Sol de Cuernavaca

Soy Morelos